domingo, 24 de enero de 2016

La fuente de los sapos

En mi pueblo hay una flor sobreviviente
De otros tiempos con perfumes de naranjos,
Cuatro sapos son guardianes de una fuente
Que era espejo y carrusel de enamorados.

Y eran rondas en colores, de mujeres
Que en la vuelta los varones cortejaban,
Y la tarde se embriagaba en valses lentos          bis
Que la banda engalanada, les tocaba.                 bis

Ven conmigo, niña de los ojos negros
A mirarnos en “la fuente de los sapos”,
Donde duermen las luciérnagas del tiempo
Y florecen nuevamente los naranjos.
Manantial de enamorado, cofre abierto
Con encantos de mi Melo centenario.

Ojos niños extasiados en el agua
Que los sapos levantaban en vertientes,
Y al quebrarse con astillas de arco iris
Caían lluvias de ilusiones inocentes.

Si a este Melo que el poeta le cantaba
Si en lo simple había alegría de la gente,
Ven conmigo que se muere abandonada          bis
Con un mundo de belleza, nuestra fuente.           bis

Letra y música : Rubén Ferrari  (Rubén Alberto Ferrari Bianchi) (AGADU)

Grabado por Amalia de la Vega con acompañamiento de guitarras.